La motivación elegida¡Léelo en 2 min!

Pequeño pero Gastón

1

“Contra los equipos de arriba hemos hecho muy buenos partidos”. Esta frase la dijo el mediocentro del Badajoz, Kamal, el pasado viernes en la previa del duelo frente al Melilla, que acabaron venciendo. Esto, que normalmente se utiliza como algo bastante positivo, esconde una vertiente muy preocupante. Si un futbolista reconoce que se motiva más jugando contra unos equipos que contra otros es una señal muy mala para su equipo.

Jornada tras jornada puede comprobarse en cualquier categoría que, si un conjunto no sale motivado desde el inicio a un terreno de juego, lo normal es que acabe perdiendo el partido. De hecho, lo normal es que en los primeros diez minutos ese equipo ya vaya perdiendo 2-0 y haya tirado el partido por la borda.

Que al Badajoz le hace falta motivarse ante cualquier conjunto es algo que no es que se le haya ‘escapado’ a Kamal el otro día en la sala de prensa, sino que también lo reconoce el jefe del vestuario. Una vez finalizado el partido contra el Melilla, el técnico apuntó a dicha motivación como una de las posibles causas de que los blanquinegros jueguen bastante mejor contra los equipos de arriba, aunque tampoco quiso decirlo de forma tajante.

Esta es la razón que mejor explica que el Badajoz esté 12º clasificado a tan solo dos jornadas de terminar la primera vuelta, teniendo en cuenta los jugadores con los que cuenta esta temporada.

A los futbolistas les falta motivación. Al faltarles motivación, hay muchos encuentros en los que no son capaces de dar el cien por cien a la hora de competir. Si no eres capaz de competir con la exigencia que la Segunda B requiere, acabas el partido sin puntos. Es el principal aspecto que tienen que corregir los de Nafti, y hacer que los futbolistas entiendan esto, es hoy en día la principal labor de un entrenador.


1 COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here