Muchas sonrisas y ninguna lágrima

0

Pequeño pero Gastón

Este año que se acaba ha sido extraordinario para los principales representantes del deporte pacense. Badajoz, Santa Teresa, Cerro de Reyes y Mideba han dado muchas e importantes alegrías a su afición a lo largo de los últimos doce meses. Hacía tiempo que no acabábamos un año tan contentos. Lo bien que nos lo han hecho pasar nuestros jugadores y técnicos en 2017, quizás no se valora lo suficiente por culpa del tiempo. Lo mejor, sin duda, llegó en la primera mitad del año. Nadie puede olvidarse de que todo lo bueno conseguido hace unos meses es lo que ha hecho que los conjuntos se encuentren ya consolidados en sus distintas competiciones.

El Badajoz es el que seguramente esté más orgulloso de este año que va pasando. Los blanquinegros lograron su ansiado ascenso a Segunda B tras certificar en Calahorra una remontada para la historia gracias a los tantos de Ruano y Joaqui Flores. En lo que va de liga, la primera vuelta se puede calificar de buena. El Santa Teresa nos continúa malacostumbrando temporada tras temporada. Nuevamente logró la salvación de forma holgada, lo que le sirvió para mirar al futuro con ilusión. En la campaña actual, se va asentando poco a poco.

Para el Cerro de Reyes, la mejor manera de adjetivar su 2017 sea con las palabras “montaña rusa”. Sobre las canchas se consiguió un ascenso brillante a Segunda en el curso del debut en la categoría de bronce. Un triunfo al que no se estuvo a la altura en los despachos, puesto que los problemas burocráticos dejaron al equipo sin ser de plata. Ahora mismo están inmersos en la intentona 2.0. En cuanto al baloncesto en silla de ruedas, el Mideba es otro que solo nos da alegrías. Una vez más, representa a la ciudad en la máxima categoría y en la presente competición no deja de ir creciendo.

Hablando de lo más reciente, los cuatro han terminado el año cosechando buenos resultados. Fue además un fin de semana que, además de para cerrar 2017, servía también para dejar atrás la primera vuelta. El único caso en el que esto no pasa es en Primera División Femenina. Precisamente las chicas de Antúnez y los chicos del fútbol sala lograron sendos empates a domicilio ante conjuntos muy importantes, como Real Sociedad y Peligros, respectivamente. La goleada del Badajoz en campo del colista Lorca Deportiva para casi sentenciarlo y la victoria casera del Mideba ante Gran Canaria cierran otra buena jornada. Ojalá 2018 vaya al menos igual de bien que su antecesor.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.