La confianza da asco

0

PEQUEÑO PERO GASTÓN

Una vez más, el fútbol ha vuelto a superarse. El domingo a media tarde, a la misma vez que un Real Madrid con bastante poco que ofrecer caía derrotado en Girona ante el equipo más modesto de Primera, el Badajoz sorprendía no saliendo al máximo de concentración en busca de los tres puntos ante un rival directo como el San Fernando. Algunos entendidos ya advertían la pasada semana que no había que confundir la confianza con la prepotencia, y es que iba a hacer falta estar concentrados los 90 minutos para poder superar a un buen equipo como es el gaditano. Al igual que pasara por ejemplo el día del Mérida, los blanquinegros volvieron a fallar en los primeros minutos.

Cualquier conjunto que se dedique a cualquier deporte debe aprender que, para hacerse con la victoria, la concentración es una consigna imprescindible. Aunque los pacenses vinieran de dos triunfos consecutivos, no se puede dejar de estar alerta. Por suerte, la cosa mejoró bastante en la última jugada de la primera parte, y se mantuvo el buen juego para la segunda. La lesión de Eloy Jiménez en los primeros compases del duelo le dio la oportunidad de demostrar su valía a un Álvaro Torralbo que ni mucho menos estaba gozando con la confianza deseada por parte de Marrero. Teniendo en cuanta que lo volvió a sentar en el descanso, no tiene pinta de que esa confianza haya aumentado mucho desde el domingo.

Juanma recompensó su incansable lucha con dos goles que sirvieron para caminar hacia casa con la sensación de que el punto logrado había que anotarlo a nombre del menudo ariete sevillano. El Badajoz dio sensación de faltarle profundidad de banquillo tras las bajas por sanción de Ruano y Joaqui, que ya pueden volver a la convocatoria mañana ante el Granada B, y las ausencias por lesión de Guzmán, Morante, Esteban Salazar y Fernando Sánchez.

Con este panorama, lo normal sería que los pacenses formaran en el once titular de mañana en Armilla con un futbolista de regreso en cada banda. Lo de Ruano parece seguro y lo de Joaqui ojalá sea porque haya vuelto a encontrar su mejor tono físico, ese que deslumbraba año tras año tanto en Segunda B como en tercera. Dos filiales esperan al Badajoz en apenas cuatro días. El Grupo IV de la división de bronce está exactamente igual de apretada que siempre y se puede acabar la semana en puestos de descenso, si nos ponemos en lo peor, o en la zona ‘noble’ de la clasificación. Pase lo que pase, con la concentración se tendrá mucho ganado.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.