Una palista del Club Piragüismo Badajoz en el Programa Women Canoa Tokio 2020

0

María Belén amaíaz, de 17 años, es una de las cuatro palistas españolas que gozarán de la beca en el Centro de Alto Rendimiento de Sevilla.

Aún queda tiempo, quizás suene muy lejano, pero los JJOO de Tokyo 2020 serán los primeros de la historia en los que las normas olímpicas obligarán a presentar el mismo número de deportistas masculinos y femeninos, así como todas las pruebas deportivas tendrán que tener disciplina masculina y femenina. Para potenciar la paridad, la Federación Española de Piragüismo ha decidido conceder cuatro becas, en base a los resultados deportivos de los últimos dos años, a cuatro palistas españolas bajo el programa Women Canoa Tokio 2020.

María Belén junto a su entrenador Álvaro Barrero. BD
María Belén junto a su entrenador Álvaro Barrero. BD

Tres de las deportistas que gozarán de la beca deportiva son gallegas. La restante, pacense. Se trata de María Belén Díaz García y tiene 17 años. Su modalidad deportiva es Dama Canoa y compite con el Club Piragüismo Badajoz. Esta semana pone rumbo a Sevilla para iniciar un plan de preparación en el que compaginará los estudios de segundo de bachillerato con los entrenamientos en el Centro Especializado de Alto Rendimiento de Remo y Piragüismo “La Cartuja” de Sevilla. Los entrenamientos los realizará en las jornadas de tarde con sesiones dobles los fines de semana.

María Belén se inició en el piragüismo hace cuatro años y medio cuando un familiar que lo practicaba se lo recomendó tanto a ella como a su hermano. Primero ella se decantó por el atletismo, pero cuando acompañó a su hermano a apuntarse, vio a los palistas remando en el río y cambió de decisión rápidamente. Era su deporte.

Este último años ha sido su primera temporada como juvenil, consiguiendo muy buenos resultados en los Campeonatos de España tanto en su categoría como incluso llegando al podio en categoría absoluta. Gracias a tales resultados, la Federación Española se fijó en ella. Hace 15 días recibía un mensaje de su entrenadora Nuria comunicándole la noticia de que le concedían la beca, no se lo creía. Una vez asimilado lo ocurrido, María Belén se siente encantada “porque todo el sacrificio y trabajo realizado han sido recompensados de una manera inimaginable”. Pero tiene claro que no será fácil, y además compaginándolo con un exigente curso de segundo de bachillerato y las pruebas de acceso a la universidad en el horizonte. “Será duro, pero con organización se puede sacar. Este año he aprobado todo sin problemas y he asistido a muchas competiciones” afirma.

Desde su equipo, el Club Piragüismo Badajoz, se están haciendo las cosas bien, y parte de la culpa la tienen sus entrenadores Alejandro Ribera y Álvaro Barrero, quien se muestra muy orgulloso porque “es una recompensa a sus resultados y seguirá compitiendo con su club”, y además, tendrá la posibilidad de remar con gente de su categoría.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.