Javi Feijoo: El atleta que pisó la alfombra azul tras 20 kilómetros lesionado

Las 6 frases de un pacense que logró terminar la Maratón de Valencia a pesar de sufrir un dolor intenso

0
"Mezcla de euforia y alivio por el sufrimiento por los dichosos calambres aparecidos demasiado pronto desde el kilómetro 20" | CEDIDA

El pacense del Club Atletismo Badajoz, logró terminar la Maratón de Valencia tras padecer calambres desde la mitad de la prueba

Era domingo como lo es hoy, cuando el pacense Javi Feijoo se atavió con sus zapatillas para completar un reto mayúsculo a la par que hermoso: correr la Maratón de Valencia. Desde el Palau de la Música pasando por los estadios del Levante y el Valencia. Saliendo del Puente de Monteolivete y con llegada en el Museo de las Artes y las Ciencias, completando así una excursión diferente, a lomos de sus propios pies.

La pregunta es: ¿Por qué un pacense afincado en Madrid marchó hasta la ciudad del Turia para hacer una prueba tan dura a la par que única?

La respuesta la da el propio Feijoo: “Para mí es la mejor Maratón de España

Todo iba bien para Javi. El objetivo era mejorar los tiempos que se había autoimpuesto de 2h:40 min. Iba avanzando kilómetros por la capital valenciana, cuando de repente, todo se torció a partir de que sobrepasó la barrera de los 20 km. A partir de aquí, todo cambió a causa de los calambres. “A partir del kilómetro 20 todo se torció. Todo se resumía en intentar acabar la carrera”

“Ya sobre la alfombra azul que te lleva a acabar pero que se hace infinito cada vez que pisas con la pierna acalambrada” | CEDIDA

Con un dolor que no remitía, Javi Feijoo seguía avanzando hacia la meta. Con el objetivo claro de seguir añadiendo kilómetros a su sufrida travesía. “Vi que podía llegar a la alfombra azul, que era la que te anunciaba la línea de meta”.

Por increíble que pueda parecer, el atleta del ‘CAB’ lo consiguió: pisó esa ansiada alfombra azul y posteriormente la meta. “Sentí una mezcla de euforia y alivio. En los dos últimos kilómetros me costaba mantenerme en pie. Al paso del km 40 ya me tambaleaba”.

“Esta foto es reflejo de cuando te das cuenta que tu objetivo pasa de realizar una marca concreta a poder llegar a meta” | CEDIDA

Pero la proeza realizada era imposible que no dejara secuelas: Los dos días posteriores tenía las piernas que no podía ni subir ni bajar escaleras”Feijoo cuenta además el sufrimiento por el que tuvo que pasar cuando había terminado la exigente prueba: “Durante la primera media hora de después de acabar solo podía estirar. No podía estar de pie ni sentado”

“Aliviado de saber que llegas y logras el sueño de acabar un Maratón” | CEDIDA

Pero a pesar de la experiencia en la que tuvo que exprimir su cuerpo hasta unos límites nunca vistos, Javi Feijoo espera repetir, aunque no de manera inmediata. “Repetiré, pero tardaré bastantes años por motivos personales. Es muy difícil preparar esto con hijos pequeños y sin el apoyo de tu familia al vivir en Madrid preparar todo esto”

 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.