¿Por qué los futbolistas se empeñan en arruinar su carrera en Instagram?¡Léelo en 3 min!

0
Francesco Totti haciéndose un selfie tras marcar un gol | LASUB17

La pregunta puñetera

La pregunta está trazada sin cortapisas ni errores. Es cierto que cualquiera puede echar a perder su imagen en las redes sociales si les da un mal uso -sea o no deportista-, pero lo cierto es que el caso de los futbolistas que buscan continuamente aprobación a través de las redes sociales ha pasado de ser una anécdota a ser una continua lapidación de su figura mediática.

Porque es que aunque muchos deportistas que no practican fútbol hagan un uso desenfadado de las redes -tienen todo el derecho a hacerlo-, se dedican, en su gran mayoría, a poner imágenes de su promoción personal o alguna publicación cómica que no le conlleva un desgaste a su imagen personal. Es verdad que es también el caso de muchos profesionales o semiprofesionales del balompié; pero, sin embargo, hay muchos casos -cada vez más- de futbolistas que cuelgan en las redes sociales exposiciones propias que les pueden causar un más que dudoso beneficio.

No hablo por supuesto de la típica foto de un partido, ya que ellos y ellas se dedican a eso y no es malo que suban fotos jugando. No hago mención tampoco de si se van de vacaciones o si salen en la playa, ya que los posados veraniegos que no tiene porqué estar mal visto-más allá del gesto de ‘postureo’ que pueda parecer-. No obstante, creo que sí que es un caso flagrante de equivocación el subir fotos ingiriendo alcohol, fumando o de fiesta en las vísperas de un partido. Es un gesto tan torpe como hiriente para el aficionado que va a verlo cada domingo.

Se puede extrapolar a nivel mundial con el famoso “Se queda” que convirtió a Piqué en una chanza continua. A renglón seguido está la fiesta de cumpleaños del hijo de Neymar que transformó la divertida herramienta que es Instagram, en una afilada arma para apuntar a la cabeza de su directiva.

Pero también existen casos muy cercanos en los que Instagram hizo mucho daño a una figura que todos conocemos y que fue mediáticamente maltratada por poner una ‘story’ en esta plataforma en la que tiempo después pudo ver la gravedad de su error.

Por supuesto que los futbolistas son personas y merecen divertirse como tal, pero han de tener en cuenta la repercusión mediática que tienen y medir muy a cuentagotas lo que narran a través de los medios sociales acerca de su ocio.

Y me refiero sobre todo a Instagram porque es la que ha copado todo este tipo de conductas que luego el aficionado reprueba. En otras redes como Facebook y Twitter, aunque también se pueda exponer muchol ‘postureo’, a día de hoy carecen del poder de atracción que ha despertado la red social de ‘la camarita’.

Sé que me van a leer muchos futbolistas, pero no todos tienen porqué darse por aludidos. A fin de cuentas, no hay que olvidar que esto no se trata de una crítica, sino de una invitación a que traten de que sus publicaciones en Instagram pasen de ser cuestionables a ser un motivo de un más que merecido ‘like’.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here