El Rayo cortocircuita al Santa Teresa en el descuento (2-1)

0
Badajoz Deportes

El Santa Teresa se quedó sin puntuar después de un gran partido. Juan Carlos Antúnez fue expulsado tras sus protestas en el tanto definitivo de las franjirrojas

“Nos están penalizando demasiado los errores”. Una cita del entrenador rojiblanco Juan Carlos Antúnez que parece estar convirtiéndose en el día de la marmota. Como ya pasara en citas anteriores, el Santa Teresa se adelantó en el marcador, disputó un fútbol de mucho coraje, pero se marchó de vacío en Vallecas. La falta de definición en ataque, sumado concesiones defensivas puntuales y un descontento arbitral, que viene siendo el pan de cada día cada vez que las Teresinas juegan lejos del Vivero.

Primera parte de control

Las cosas no pudieron comenzar mejor para las de Juan Carlos Antúnez. Cuando apenas se habían disputado tres minutos de juego, la capitana Estefa mandaba de cabeza a las redes un buen centro de Peke cuándo tan sólo se habían disputado tres minutos de encuentro. De nuevo, como en pasadas anteriores, el tanto inicial parecía conducir a las pacenses a puntuar, para después volver a caer derrotadas.

Antes de eso, el Santa Teresa se mostró como un equipo sólido, compacto, y ordenado. Menayo hacía los deberes en defensa junto con Arranz, y por delante, Carola y Fátima pinto equilibraban las transiciones de un once inicial muy ofensivo de Antúnez. Al Rayo le costaba la vida llegar a la puerta rival, y Mimi tuvo pocas intervenciones aunque providenciales. Al final, al intervalo se llegó con el resultado favorable para las visitantes. El oficio estaba dando sus frutos hasta el momento.

Emoción, locura, y remontada

Si en el primer acto de partido, se había llevado a cabo un duelo táctico, de los que los entrenadores adoran, y los que los aficionados demandan más acción, en la segunda parte las tornas cambiaron radicalmente.

La hasta ahora casi inédita Mimi se tornó en heroína para su equipo en los primeros minutos. La meta catalana, con sus reflejos y colocación, evitó el empate rayista en varias ocasiones, después del asedio que las de Alberto Ruiz habían conseguido hacer sobre la portería rival.

En unos cuarenta y cinco minutos marcado por la alternancia de fuerzas, sería el Santa Teresa quién después de quitarse de en medio el acoso rival, quién pondría cerco sobre el marco de Ali. Las rojiblancas-en este caso de amarillo- mordían, presionaban, y buscaban robar muy cerca del área rival. Ahora era el 0-2 el resultado que parecía más cerca de llegar, pero no sólo no se logró, sino que se fueron las vallecanas quién lograron establecer la igualada gracias a un buen remate cruzado con la derecha de Saray, que terminó en el fondo de las mallas.

Tras el empate, el encuentro se tornó esquizofrénico, el dominio no existía, y ninguno de los dos equipos eran capaces de dar más de tres pases sin que un intenso rival le arrebatara el balón. La emoción estaba por doquier.

A la clara ocasión de Menayo, que le salió un duro remate, aunque centrado, le sucedió la de Patri, donde nuevamente Mimi haría nuevamente gala de unos providenciales reflejos.

Cuando el empate parecía ser el resultado final, llegó la enésima internada de Ana Luz, quién logró estar en todos los lados del campo para bien de las rayistas, para apurar la línea de fondo, y servir un balón al filo del área pequeña para que Saray, nuevamente, hiciera el tanto de la victoria. Pese a ello, la dudosa posición de la extremo local, enfureció a un Juan Carlos Antúnez, que acabó expulsado después de sus protestas.

A las pacenses se le marchó un punto que parecía seguro, por lo que se mantiene con los diez que ya tenía. El Rayo, por su parte, asciende a hasta la undécima posición, y se ubica con trece puntos en la tabla. El Sporting Huelva ya espera al Santa Teresa,  en la próxima jornada, penúltima de la primera vuelta.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.