Jesús aparece en la Navidad blanquinegra para sellar el pase a octavos (1-1)

0
FRAN JIMÉNEZ

 

El tanto del sevillano fue el de la tranquilidad ante un combativo Granada “B”

Aún con la duda de la importancia que tiene esta Copa Federación para ambos equipos, pacenses y granadinos disputaron la vuelta de esta primera eliminatoria al más puro estilo de los All Star de la NBA: mucho ataque –a veces desorganizado-, por momentos grandes desbarajustes defensivos, y con la sospecha de que una hipotética eliminación no sería una experiencia dramática para ninguno.

La noche no pudo comenzar peor en el Nuevo Vivero.  Cuando la cosa prometía en los primeros segundos con un remate alto y desvíado de Juanito, la respuesta no pudo ser más rápida y cruel: buena jugada de los visitantes por mediación de Luis Henrique, que no fue capaz de resolver ante un atento Sergio Arenas,y un atento Clifford se aprovechó de un centrado rechace del cancerbero, y de la pasividad de la defensa para desepejar para hacer el primero del encuentro cuando el luminoso aún reflejaba tan sólo un par de minutos en el electrónico. El tanto temprano dejó helado al respetable que se personó en el recinto pacense.

Intercambio de golpes

El Badajoz quería recuperarse del mazazo en forma de gol en contra tratando de llevar la iniciativa en el encuentro, pero dejaba muchos espacios atrás para que los rápidos miembros de la vanguardia granadina hicieran su agosto con tanto campo para correr.  Pese a ello, los blanquinegros no se olvidaron de atacar: Carreño probaba al meta local con un espectacular zurdazo desde dentro del área a la salida de un córner.

Pero este encuentro era de réplicas, y el Granada “B” tenía que responder con peligro al aviso que el ariete sevillano había hecho sobre su marco. Marfil y Arenas no se entienden, y entre Luis Henrique y Matheus trajeron de vuelta el peligro que terminó finalmente salvando Marfil.

De nuevo sería Carreño el que pondría en aviso la portería rival con un remate que lamió por fuera la cepa del poste que defiende el meta David, para que nuevamente los andaluces tuvieran su opción de devolverle la bofetada a los pacenses con una buena jugada individual de Denilson que tras un errático remate, no pudo ver puerta.

Cuando esta primera parte estaba a punto de morir, Juanito puso la cabeza para buscar nuevamente establecer el equilibrio de fuerzas, pero su remate se fue desviado por escasos centímetros.

El equilibrio imperó en el segundo tiempo 

Tras un primer acto de partido frenético, tras la reanudación, ambos entrenadores decidieron mover ficha con un clásico hombre por hombre. Llama especialmente la atención el que hizo Óscar De Paula dejando a Javi Vila en el banquillo por Javichu. El propio técnico explicó tras concluir el encuentro que fue debido a la tarjeta que vio en la primera mitad, y que no quería condicionar a su equipo exponiéndose a quedarse con diez.

El Badajoz quería poner cuánto antes fin a ese proceso de incertidumbre abierto por los andaluces desde casi el principio del encuentro con el gol de Clifford. Al poco de salir de los vestuarios, Edu Torres tuvo una clara ocasión que se marchó a escasos centímetros de la portería de David. Javichu, el asiduo titular-y hoy suplente-, puso algo de cordura en la retaguardia pacense, y ahora las llegadas de los pupilos de Campos se producían a cuentagotas. De hecho, la primera clara en la segunda mitad para los andaluces llegó mediante una falta directa que lanzó Alejandro, y que Sergio Arenas atrapó de manera segura.

Por un momento, se reinstauró la locura en el coliseo blanquinegro: Luis Henrique puso la incertidumbre en la grada con un remate que se marchó desviado tras una buena jugada, para que acto seguido fuera Álex González, quién  golpeó desde fuera despejara el meta nazarí despejara a córner.

Pero a falta de diez minutos para el final, la tranquilidad volvió con un buen balón servido en una jugada de estrategia desde la izquierda, con pluscuamperfecto efecto hacia adentro que Jesús puso en el fondo de las mallas con un imperial testarazo. El tanto del empate sellaba el pase a octavos de los locales.

Dos remates más de cabeza, por mediación de Parada, y posteriormente de Carreño, pondrían las últimas ocasiones del partido para un Badajoz que ya espera rival. Quintanar del Rey, Lorca y Mérida son los candidatos a ser el siguiente adversario de los de De Paula. Los últimos, los preferidos para la afición. Antes, este sábado, espera el Díter Zafra, para cerrar el año en el Nuevo Vivero.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.