Pablo Ganet desarma al Badajoz (1-3)

0
El Arroyo celebra el tercer tanto ante el desconcierto local

El mediocentro del Arroyo firmó dos tantos que pusieron el duelo muy cuesta arriba para un conjunto blanquinegro que lo intentó con más corazón que cabeza

El CD Badajoz ya no está situado entre los dos primeros clasificados en la tabla de Tercera División. El Jerez se encarama al segundo lugar gracias a su victoria y la derrota del equipo pacense. Lo más normal, era que la primera derrota llegara tarde o temprano, pero no conseguir puntos en este partido frente al Arroyo engloba varios condicionantes añadidos.

La semana ya venía caliente después de los cruces de comunicados entre los dos conjuntos y el traslado del Badajoz a Olivenza para tener que jugar un partido tan importante como local. A esto hay que añadirle que el nuevo Arroyo de Adolfo Muñoz está demostrando lo que se presume por plantilla, que debe ser uno de los fijos a disputar fase de ascenso.

La afición arropó al equipo. POL GARCÍA
La afición arropó al equipo. POL GARCÍA

Contra equipos de este calibre es obligatorio estar en plenitud de condiciones desde el primer y hasta el último instante del encuentro, pero el Badajoz no estuvo en la segunda mitad. Los de Óscar De Paula dispusieron de oportunidades (alguna de ellas bastante buenas) a base de arreones y carácter, y así es realmente complicado sacar algo positivo.

Los primeros 45 minutos sí que fueron más igualados. Al principio parecía que nadie quería hacerse con el dominio de la situación, aunque los blanquinegros acabaron con la posesión. También se repartieron las ocasiones. En el minuto inaugural, Armero tuvo la primera oportunidad para los visitantes, pero fue desbaratada por Sergio Arenas. Abraham Pozo respondía con un chut de media distancia tan solo dos minutos más tarde.

Javichu con otro buen disparo desde dentro del área y Pina en una doble ocasión en la que Arenas y el palo impedían el gol, continuaban sembrando el peligro hacia la portería contraria. Carreño y Rober Gándara tuvieron en sus botas las últimas de los locales antes del intermedio. Al comenzar la segunda mitad, las sensaciones eran bastante distintas. El Badajoz se mostraba bastante impreciso y no conseguía trenzar dos pases seguidos, mientras que el Arroyo seguía muy bien plantado y con la baza del balón parado a su favor.

La pizarra fue clave

De jugada de estrategia llegaron los tres goles del equipo de Adolfo Muñoz. En el 50′, un buen saque de esquina botado desde la izquierda al centro del área se paseaba sin que nadie lo despejara. Esto hacía que Pablo Ganet solo tuviera que meter la puntera para hacer el 0-1. Con este tanto la grada se quedó helada, y el equipo pacense parece ser que también. Los técnicos daban entrada rápidamente a Juanito por Chechu para ir a por el empate como mal menor, pero la situación tampoco cambió mucho.

El central sevillano Jesús Muñoz, que volvía a la titularidad, tuvo un disparo desde el punto de penalti que se le marchaba alto. Era una oportunidad de oro para lograr el empate. Cuando parecía imposible que el Badajoz volviera a fallar en este duelo en una jugada como la del córner que le costó el primer tanto, minutos después lo repetían. De nuevo Pablo Ganet metía la puntera para hacer el segundo.

En el 72′, Carreño rompía su sequía goleadora para recortar distancias, pero no serviría de mucho. Aprovechaba un centro desde la derecha para rematar con el pecho. Antes del desastre definitivo, Álex Gonzálex tuvo el 2-2 en un disparo desde fuera del área que se acabó envenenando tras tocar en numerosas piernas.

La sensación que se transmite por buena parte de la afición al CD Badajoz de que los centrales de su equipo son muy buenos pero a veces se confían, quedó patente a seis minutos del final. Jesús Muñoz intentó regatear al propio Ganet aún siendo el último hombre de la defensa. El jugador arroyano se quedó con la pelota y se plantó ante Arenas. Para que no entrara al área, el propio Muñoz le tuvo que derribar a la altura de la frontal, lo que le conllevó tarjeta roja directa.

Por si esto fuera poco, Armero transformaba el lanzamiento de manera magistral levantando el balón por encima de la barrera. El Badajoz asumía la que iba a ser la primera derrota de la temporada (ni siquiera habían perdido en pretemporada). Los pacenses intentarán recuperar la segunda plaza el próximo domingo a las 16:30 horas en San Vicente de Alcántara, mientras que el Arroyo ya es cuarto y visitará al Santa Amalia la semana que viene.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.