¿QUÉ ES DEPORTE Y QUÉ ES SER DEPORTISTA?

0

“Hay magia cuando sigues luchando más allá de tu resistencia. La magia de darlo todo por un sueño que nadie más ve a parte de ti”  -Million Dollar Baby-

La RAE (diccionario de la lengua española), define “deporte” como una actividad física, ejercida como juego o competición, cuya práctica supone entrenamiento y sujeción a normas. Cualquier disciplina reglada puede considerarse, pues, deporte, por el simple hecho de desempeñar una labor física y psicológica en quien lo practica.

Ser profesional no implica ser “deportista”; hay profesionales que no parecen deportistas en absoluto, y personas que se toman un deporte como medio de ocio en su tiempo libre, que tienen mayor consideración con las el término “deportividad”.

Un deportista se toma en serio su trabajo. El trabajo de un deportista es dar lo máximo de sí mismo a cambio de un resultado. “Lo que hoy parece un sacrificio, terminará siendo el mayor logro de tu vida”. ¿Es más deportista el que realiza un entrenamiento sin motivación alguna sabiendo que cada minuto de su tiempo en un campo de competición está siendo cuantiosamente remunerado…? O, ¿es más deportista quien empeña cada gota de sudor provocada por el esfuerzo de horas y horas de entrenamiento en ganar? Y ganar a cambio de nada, a cambio de una satisfacción personal y mucho más profesional que quien vende sus camisetas mojadas como si curaran el cáncer.

¿Qué te hace profesional? ¿Ser el foco de atención de todos los medios de comunicación? ¿Qué tu apellido se utilice como moneda de traspaso de un país a otro, siendo cotizado por magnates que pagarían millones por tenerte, como si fueras una cabra con tres cuernos o un caballo mutante? A fin de cuentas, la popularidad atrae la fama, la fama atrae la publicidad, convierte en un espectáculo comercial cual sea que sea la actividad física de la que hablo. No hay más que preguntar a un niño, ¿por qué quieres ser…? “porque quiero ser famoso y ganar dinero”.

¿Dónde están los valores? ¿Quién me los transmite? Ir a la desesperada a ganar un encuentro supone darlo todo de ti, cada segundo juega en tu contra, y tú te creces, “para crecer hay que luchar”. Ir a la desesperada es, para otros, defender y buscar el fallo del contrario, tirar del juego sucio, tirar del teatro, ¿es eso un deportista? ¿Es eso una persona que se emplea hasta el límite de sus fuerzas?

Por suerte llegamos a conocer verdaderos deportes una vez cada cuatro años. Una vez cada cuatro años conocemos lo que significa ser deportista, lo vemos en verdaderos campeones que han volcado todo su esfuerzo en estar presentes durante cinco, diez o treinta minutos de competición. Tienen más valor porque representan lo que de verdad motiva a quien sabe qué es deporte… cuando todo lo que consigues lo consigues por ti mismo.

@emede91

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.