DEL SEDENTARISMO A LA ACTIVIDAD¡Léelo en 2 min!

0

Hasta el día de hoy siempre he llevado una vida bastante tranquila. Como todos los niños he jugado al fútbol, he corrido, he salido de ruta con la bicicleta, pero nunca de manera habitual. Decidí que tenía que cambiar mis hábitos en el momento en que me pesé y vi que superaba las tres cifras, y con creces… 120 kilogramos nada más y nada menos. Desde entonces el deporte y yo nos empezaremos a llevar muy bien.

Los dos primeros días de entrenamiento son los más difíciles. Tienes un objetivo que cumplir, y te encuentras con la lluvia que lleva azotando Badajoz desde semanas, y no tienes otra que mojarte o pasar por el gimnasio. El primer entrenamiento lo hemos cogido con ganas completando 1100 metros en la piscina, y 7 kilómetros corriendo. Coger con tantas ganas el primer entrenamiento, me deja un poco cansado para hacer el entrenamiento del segundo día, con el que completamos 900 metros a nado y una clase de Spinning con un poco de fatiga acumulada. Primeros días y ya estamos aprendiendo a que ¡No hay que ser tan ansias!the runner

¡Nadar puede ser lo más duro del Triathlón si no sabemos algunos trucos! Cuando estemos entrenando en la piscina debemos de adoptar buenos hábitos que nos ayuden a completar el entreno satisfactoriamente. La piscina puede llegar a ser muy aburrida si nadas durante todo el entreno al mismo estilo, por lo que nosotros proponemos ir cambiando la forma de nadar.

Hablando con monitores de natación y amigos experimentados en triathlón, nos dan consejos sobre cómo nadar para que el entreno de sus frutos, como por ejemplo, controlar la respiración y no hacerla siempre sobre el mismo lado, porque a la hora de nadar en río o mar, el agua puede cambiar de dirección y eso nos conduciría a tragar agua. Nos recomiendan también nadar en las pistas que estén más ocupada, puesto que el agua está más turbulenta y si tenemos que recibir una patada en el triathlón, por lo menos que estemos avisados.

Correr en una cinta le quita mucho encanto a ese deporte bajo mi punto de vista, pero las condiciones meteorológicas no nos ayudan para nada y debemos que conformarnos con lo que tenemos. El tiempo tampoco nos deja salir de ruta con la bicicleta, aunque menos mal que en las clases de spinning se puede llegar a disfrutar tanto como en una salida.

Mis entrenos del lunes y el martes fueron de lo más cómodo, y es que cuando empiezas un nuevo reto la ilusión es tan grande que te hace olvidar tu estado de forma.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here