La Gimnástica diluye el efecto Alonso

Un tanto de Dani Segovia en el minuto 87 dio los tres puntos al cuadro segoviano en un partido al que al Badajoz le volvió a faltar brillo

Badajoz Deportes/Víctor Pagador

La segunda derrota de la era Alonso llegó cinco jornadas después. El conjunto blanquinegro perdió ante la Gimnástica Segoviana con un tanto de Dani Segovia en el minuto 87 en un encuentro en el que los pacenses no terminaron de encontrarse cómodos en ningún momento.

A Segovia le caía un balón colgado desde el costado derecho tras un error de Grima y definía por debajo de las piernas para darle los tres puntos a su equipo. La falta de mordiente vista ante el Getafe B la pasada semana volvió a aparecer en el Nuevo Vivero y privó al Badajoz de acciones que entrañaran peligro real.

A pesar de que en la rueda de prensa previa al encuentro Alonso dejó entrever que podría haber algún cambio, la única sustitución que introdujo el técnico de Durango fue a Adri Carrasco por Jurgi Oteo. Los diez futbolistas restantes fueron los mismos que empataron a cero en Getafe.

El partido comenzó con susto para los pacenses. En los primeros compases del partido, un balón colgado al área del Badajoz provocaba una salida de Miguel Narváez, que se pasó de frenada y a punto estuvo de salirse del área con el balón en sus manos.

Se sacudiría el sobresalto el Badajoz y dispondría de la primera acción peligrosa antes de llegar al minuto 10. Toni Jou lograba pisar área y llegaba al punto de penalti para rematar un centro con rosca desde la derecha que se marchaba desviado por poco.

No terminó de encontrarse cómodo el Badajoz en el partido. Los pacenses trataban de asociarse por el costado derecho para encontrar a Castri en posiciones ventajosas que le permitieran centrar o encarar. Pero la falta de finura en últimos metros privaba a los blanquinegros de acercamientos de calidad.

Las alternancias en el juego comenzaron a sucederse. Si el Badajoz lograba hacerse con el control del esférico, su rival se replegaba y juntaba sus líneas para entorpecer la circulación blanquinegra. Por el contrario, si los de Segovia decidían adelantar las líneas e ir a presionar, el Badajoz buscaba a sus delanteros en largo con la intención de hacerse con la segunda jugada.

Adri Carrasco decidió probar suerte en el minuto 20 con un disparo desde la frontal del área tras trazar la diagonal. El potente chut del extremo llevaba buena dirección pero subió en el último momento y se marchó fuera.

A pesar de que el partido no tenía un dominador claro, la Gimnástica no generaba excesivo peligro en sus llegadas. Salvo un disparo de Llorente desde la frontal, que acabó manso en las manos de Narváez tras tocar en un zaguero, el cuadro visitante no inquietó demasiado los intereses blanquinegros.

La primera parte iba a concluir con una volea de Borja López desde la frontal del área tras un córner. El defensa conectó el cuero de lleno pero imprimió demasiada fuerza al envío y se marchó por encima del larguero de Carmona.

Tras el paso por vestuarios, los primeros minutos del Badajoz en la segunda mitad fueron de más actividad. Prueba de ello fue una acción de Cinta en el 46′, que consiguió amenazar con una volea tras un rechace en el área que tuvo que despejar el meta rival.

Iba a responder la Sego con una doble ocasión que solventó a las mil maravillas Miguel Narváez. El meta pacense conseguía detener en primera instancia un mano a mano de Dani Segovia y posteriormente lograba rehacerse para achicar el disparo de Hugo Díaz cual portero de balonmano.

Los hombres de Ramsés Díaz fueron creciendo en el partido y comenzaron a poner en serios aprietos a la defensa blanquinegra. Una nueva acción de Hugo Díaz, que le ganaba la partida a Borja López en el minuto 65, volvía a poner nerviosos a los asistentes del Nuevo Vivero.

Tras el arreón de la Gimnástica, el partido volvió a la dinámica imperante durante la primera mitad y ninguno de los dos equipos lograba imponerse sobre el otro. Las llegadas se sucedían pero ninguna entrañaba excesivo peligro.

El jarro de agua fría le iba a llegar al Badajoz en los últimos minutos del partido. Grima no conseguía despejar un balón colgado desde la derecha y dejaba el cuero muerto para que Dani Segovia encarara a Narváez. El delantero de la Gimnástica definía por debajo de las piernas del meta pacense y ponía el 0-1 en favor de los visitantes.

El tanto a favor de la Sego no dio mucho margen al Badajoz para la reacción. El tiempo se agotaba y el equipo, con más corazón que cabeza, trató de embotellar a su rival a través de balones colgados al área que no suponían demasiado para los centrales segovianos.

Dispuso de una última acción el equipo de Iñaki Alonso por mediación de Carlos Cinta, que puso un balón raso al corazón del área desde la izquierda que no llegó a rematar Pablo Gálvez.

Finalmente, el equipo castellanoleonés consiguió llevarse los tres puntos del Vivero en un partido trabado que se acabó decantando de su lado. Los hombres de Iñaki Alonso no terminaron de encontrarse cómodos en ningún momento y siguieron adoleciendo esa falta de mordiente que también se vio en Getafe.

Con esta derrota, el Badajoz cae a la decimotercera posición de la clasificación y se sitúa en puestos de playout. La próxima semana, el cuadro pacense hará su segundo desplazamiento a Canarias para medirse al Mensajero en un encuentro que tendrá lugar el domingo 3 de diciembre a las 12:00

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.