El Badajoz vence y convence

Los blanquinegros encadenan dos victorias consecutivas por primera vez en lo que va de campaña después de vencer al San Sebastián de los Reyes por 1-3. David Soto, Adilson y Zelu fueron los autores de los goles pacenses

@CDBADAJOZ

Nunca es tarde si la dicha es buena. Este es el refrán que mejor representa la situación actual de un Badajoz que, tras casi tres meses de competición, ha logrado encadenar dos victorias consecutivas tras vencer en Matapiñonera al Sanse por 1-3.

Un Sanse que había hecho de su feudo un verdadero fortín. Desde el comienzo de la competición, solamente Real Madrid Castilla y Unionistas habían logrado sacar puntos de Matapiñonera. Hasta que, este domingo, el Badajoz se ha sumado a tan escueta lista.

Los de Salmerón afrontaban el partido con ganas de plasmar todo lo trabajado en estas dos semanas de entrenamiento en las que no ha habido competición. El propio técnico se encargó de repetir ante los medios que era “una oportunidad para aumentar la carga de trabajo” y mejorar en varios aspectos para “hacer al equipo más competitivo”. Y no se puede decir que no lo haya logrado.

Con una formación que variaba entre el 4-3-3 y el 4-2-3-1, el Badajoz salió al césped de Matapiñonera decidido a ejecutar su plan de partido. La presencia en el once de Mancuso, acompañando a Palma en la medular, hizo que el argentino limpiara en muchos momentos la zona central para que el ex de UCAM pudiera tener más solvencia a la hora de salir con el balón jugado. Este movimiento también provocó que Javi Ros estuviera más cerca del área rival, donde el centrocampista tudelano se siente más cómodo, con el objetivo de suministrar balones a los hombres de ataque.

La pizarra de Salmerón no tardó en hacer efecto. Corría el minuto 10 cuando Edu Sánchez, que es juvenil pero parece que lleva media vida jugando partidos como este, se zafó de dos rivales en banda izquierda con un movimiento sublime.

El lateral quiso conectar con Ferrón, que se descolgaba al centro del campo, pero el pase rechazaba en un rival y le caía a David Soto. El de Ablitas recogía el cuero en tres cuartos de campo y, sin pensárselo en exceso, decidió chutar con la zurda. El tiro, potente y pegado a la cepa del poste, sorprendía a Pedro López y se colaba hasta el fondo de las mallas. El Badajoz golpeaba primero.

Tras adelantarse en el marcador, los pupilos de Salmerón trataron de imponer su ritmo al encuentro. Basados en un bloque medio, los blanquinegros trataban de entorpecer con las líneas juntas la circulación de balón del Sanse, invitándoles a que usaran las bandas para atacar.

Además, se apreció una mejoría importante en la presión tras pérdida, uno de los debes que estaba teniendo el Badajoz durante esta campaña. La inclusión de un tercer centrocampista en la alineación de Salmerón generó un equilibrio que el club pacense aprovechó para presionar cada vez que se producía una pérdida, tratando de buscar contragolpes que pudieran generar ocasiones. Y a través de una recuperación llegó el segundo zarpazo.

El Sanse orientaba su salida de balón hacía el perfil diestro cuando se encontró con hasta tres hombres del Badajoz que buscaban robar la pelota. La presión pacense provocó que Adilson robara en zona de tres cuartos con muchos metros por delante. El extremo luso, flanqueado por Ferrón y Ros, avanzó hasta que encontró el hueco idóneo para conectar un latigazo desde la frontal que se colaba por la escuadra izquierda de Pedro López. El Badajoz, más efectivo que nunca, doblaba su ventaja.

Si el primer tanto hizo que los de Salmerón se afianzarán en su planteamiento, el segundo tanto dio todavía mas argumentos a los pacenses para juntarse en su campo y tratar de ensuciar todo lo posible la circulación de balón de los sanseros.

El equipo situó su altura varios metros más atrás y dejó a Ferrón en punta, ocasionalmente acompañado por Javi Ros. Tras ellos, dos líneas de cuatro muy juntas que solventaban constantemente las intentonas del Sanse.

Desde el segundo gol, el Badajoz minimizó al máximo a su rival, dejando a los madrileños sin llegar prácticamente al área. La incursión en el once titular de Borja García acompañando a Mariano ha dado al Badajoz una mayor jerarquía a la hora de defender, algo que urgía en la escuadra pacense.

Una de las pocas llegadas a puerta del Sanse antes del descanso dejó una gran intervención de Kike Royo, que lleva dos partidos a un altísimo nivel. Borja Sánchez conseguía conectar un remate desde la frontal del área que el meta riojano mandaba a córner tras una gran estirada. Minutos después, el colegiado mandaría el partido a la caseta.

El paso por vestuarios cambió la mentalidad del Sanse. Apremiados por el resultado adverso, los de Luis Ayllón salieron a la segunda mitad decididos a tener más presencia ofensiva. Los primeros minutos de la segunda mitad fueron prueba de ello con varias llegadas a través de las botas de Pedro Benito y de Borja Martínez que no supusieron excesivos problemas para Kike Royo.

En vista del cambio de dinámica de los locales, el Badajoz decidió ser pragmático y quiso aprovechar esta situación para salir al contrataque. En el minuto 50 de partido una de estas acciones estuvo cerca de convertirse en el tercer tanto, pero el disparo de Ferrón desde dentro del área fue achicado por la defensa del Sanse.

Cuando se llegaba a la hora de encuentro, Salmerón decidió dar entrada a Zelu y Carlos Cordero en detrimento de Adilson y Javi Ros. El Badajoz iba a formar con cinco defensores la última media hora de partido, conscientes de que la ventaja adquirida no se podía escapar.

Este cambio otorgó más presencia ofensiva al Sanse. El equipo madrileño continuó volcando su juego por los costados, buscando centros al área que no suponían muchos problemas para los zagueros pacenses, que con la inclusión de Cordero volvían a tener superioridad en este tipo de acciones.

A pesar de la mayor presencia ofensiva del Sanse, el Badajoz seguía sin pasar excesivos apuros. Salmerón seguiría blindando el equipo y en el 70 de partido introdujo a Calderón y Burlamaqui por Ferrón y Mancuso para dar mayor consistencia a los suyos con el objetivo de afrontar el tramo final del encuentro sin demasiados apuros.

Aunque los cimientos pacenses iban a tambalearse ligeramente cuando en el minuto 80 Pedro Benito recortaba distancias para el Sanse. El delantero gaditano aprovechaba un rechace dentro del área grande para conectar un zapatazo que pilló por sorpresa a Kike Royo. Quedaban diez minutos y las espadas estaban en todo lo alto.

El hecho de recortar distancias en el marcador provocó que los sanseros se volcaran más si cabe en ataque. Los de Ayllón aprovechaban cualquier opción para meter el balón al área buscando algún remate que pusiera en aprietos a Kike Royo, pero el equipo que más ocasiones tuvo en la recta final del encuentro fue el Badajoz.

Zelu dispuso de dos acciones claras que se le marcharon fuera por centímetros. Pero a la tercera iba a ir la vencida. Con el Sanse volcado en ataque, el Badajoz aprovechó para montar la última contra del partido, que terminaría con gol de Zelu tras pase de Alfaro. Los pacenses se aseguraban su segunda victoria consecutiva en el tiempo de descuento.

Tras la reanudación por el gol, el Sanse trató de seguir atacando pero conscientes de que los puntos se le iban a escapar. Dos minutos después del tanto de Zelu, el colegiado decretaba el final del partido.

De esta forma, los de Salmerón suman, por primera vez desde el inicio de la temporada, dos victorias consecutivas. Además, El Badajoz vuelve a ganar fuera de casa desde que lo hiciera en la primera jornada ante la Cultural Leonesa. En lo que se refiere a lo deportivo, el equipo tuvo poso competitivo, aprovechó sus armas y demostró una pegada que no estaba siendo habitual.

La próxima semana, el Civitas Nuevo Vivero recibirá a uno de los ‘cocos’ de la categoría. El Córdoba viajará a Badajoz para enfrentarse a los blanquinegros el próximo sábado a las 18:00 horas.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.