Como debe ser

0

LA FIRMA – MIGUEL PIEDEHIERRO

Este domingo, Extremadura y Badajoz vuelven a verse las caras donde, como mínimo, deben hacerlo: en la Segunda División B del fútbol español. No es que uno sea “pobre hasta para pedir”, como recoge el dicho, pero después de tantos años de travesías por el desierto, uno ya va teniendo ganas de ver este derbi regional en la División de Bronce y no solo un año de manera esporádica.

Será por aquello de la deformación profesional, o por ser lo más socorrido, pero hoy me vienen a la memoria datos de derbis de antaño, con sabor más añejo que me apetece compartir con usted, sufrido lector. Tirando de estadísticas, ya sabrá que el primer derbi disputado en Almendralejo entre el actual Extremadura UD y el CD Badajoz, fue un 5 de septiembre de hace 7 años, con victoria visitante por 0-1, gol de Gabri Grillé. Pero como todos sabemos que estos dos equipos son herederos de los que antaño a muchos de nosotros nos engatusaron en esto del fútbol, me van a permitir que tire la vista atrás.

A riesgo de que me llamen clásico (o como dicen ahora, viejuno), no me resisto a desempolvar el último derbi de los dos antecesores en Segunda División B en Almendralejo entre azulgranas y albinegros. Fue hace 25 años, bodas de plata si lo prefieren, un frío 9 de febrero de 1992. Se veían las caras el CF Extremadura de Ortuondo y el CD Badajoz de un tal Paco Herrera que aún sigue vociferando (cuando su gastada garganta se lo permite) en banquillos de fútbol: ahora en el de su Sporting de Gijón, donde también fue jugador. Aquel partido enfrentaba a un Extremadura 4º con un Badajoz 5º. Fue el año del ascenso de los pacenses a Segunda A y en ese encuentro, que por cierto acabó 0-0, defendieron la casaca blanquinegra clásicos como Rodri, el segedanoFael, el incombustible Rafa Pozo, Macarro, Agustín Izquierdo (hasta hace poco míster del Extremadura) o Chino, que al año siguiente ficharía por el Extremadura. En las filas de los de Almendralejo, jugaron nombres tan recordados por los amantes del fútbol en Tierra de Barros como Manuel , Félix, Cortés, Sastre, el recordado Verde o Pedro José, hoy segundo de Manolo Ruiz en el banquillo del Extremadura. De ese partido, aún me resuenan en la cabeza los cánticos de la Peña La Corchuela o El Rincón. Era fútbol con mayúsculas, con más barro, más testosterona y menos tatuajes, peinados a la última o botas de colores a cada cual más llamativa. Este domingo hay otra vez fútbol, como debe ser y donde debe jugarse, como mínimo. Ya esperamos a los aficionados del Badajoz con los brazos abiertos en Almendralejo, y tranquilos todos que cada entrada tendrá su asiento reservado…

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.