El Badajoz choca ante el Azuaga (2-2)

3
POL GARCÍA

Los de Izquierdo se dejan dos puntos ante un rival muy bien plantado y pierden el liderato

El CD Badajoz tropezó en liga tras dos triunfos. El encuentro terminó en empate, pero el final pudo ser muy distinto, ya que pudo ganar cualquiera de los dos equipos. Los visitantes sacaron petróleo gracias a algunas carencias defensivas que supieron explotar de su rival

El Badajoz empezó como siempre. Ganando, atacando e intimidando al rival. Comenzó de la mejor manera gracias a un centro de Joaqui Flores que cabeceó certeramente Gabri Ortega para anotar su cuarto gol en liga,  y para hacerlo además por sexta vez de manera consecutiva.

El dominio se acentuaba según pasaban los minutos, y daba la sensación de que en cualquier momento podrían anotar el segundo que agrandara las diferencias. Joaqui, Adri o José Ángel eran los principales  valedores de unos ataques que durante el primer cuarto de hora de encuentro fueron propiedad exclusiva de los locales.

Con el paso de los minutos, el Azuaga comenzó a desperezarse, y el asedio blanquinegro comenzó a remitir. Los de Cobos fueron alejando de su área a los de Izquierdo, y los visitantes comenzaron a coquetear con la meta contraria.

Pasada la media hora, los azuagueños lograrían el premio del empate. Un buen remate de Luisito fue rebotado por un defensa local, y rechazo fue aprovechado por un Kike que no dudó en fusilar a Jareño. Era el primer tanto que encajaba el Badajoz en la presente liga.

Mientras los anfitriones trataban de reaccionar, los huéspedes buscaban ahondar en la duda que ese gol había generado en el rival. Tal fue la aceleración de los rojiblancos -hoy de azul-,que vieron dos amarillas antes del descanso. Además, justo antes de marcharse a la caseta, pondrían de nuevo el susto en la afición del Nuevo Vivero, con una acción que salvó épicamente Isi Jareño.

El empate fue el resultado con el que ambos conjuntos se marcharon al descanso, algo nuevo para los pacenses, ya que en los encuentros anteriores se habían marchado en ambos con una cómoda renta al intervalo. En el Nuevo Vivero hubo cierto runrún cuando los veintidós protagonistas encaraban junto con los árbitros el túnel de vestuarios.

Mazazo tras el descanso

El ingreso de los jugadores tras el protocolario cuarto de hora de asueto no iba a ser tan reconfortante como a muchos badajocistas les hubiese gustado. Los de Cobos volvieron a sacar los colores a su rival gracias a una buena jugada que terminó siendo empujada al fondo de las mallas nuevamente por Kike, tras sacar provecho de una mala entrega de José Ángel. Con tan solo cinco minutos disputados de segunda parte, el Badajoz iba por detrás en el marcador.

A partir de aquí comenzó un nuevo encuentro. El Badajoz comenzó a meter una marcha más al partido en busca de una victoria que cada minuto que transcurría se antojaba más complicada. José Ángel se echó el equipo a las espaldas en el juego interior, mientras que Joaqui Flores era el que lo intentaba por fuera. Todo intento por remontar parecía poco para la necesidad que tenía el Badajoz de permanecer en el liderato otra jornada más.

Cuando más tensas parecían las cosas, hubo otro giro en los acontecimientos. Caída de José Ángel en el área rival tras ser trabado por un rival, y Aparicio Álvarez señala penalti. Joselu sería el encargado de transformar la pena máxima con un suave lanzamiento que entró lentamente en la meta rival.

Aún quedaba media hora para buscar el tanto de la victoria. Fue en ese momento cuando Agustín comenzó a tirar de banquillo en busca de una victoria que se resistía cada vez más. Los locales chocaban una y otra vez ante un Azuaga que había tejido una tela de araña muy correosa de la que el Badajoz no era capaz de deshacerse. Por si fuera poco, las contras eran cada vez más peligrosas, y la amenaza de un tercer gol en contra se cernía sobre los pacenses.

Pero el tiempo se acabó agotando, y a pesar de los múltiples intentos de todos los gustos y colores del CD Badajoz, y de todos los intentos de contra azuagueñas, el marcador finalmente no se movió. El Badajoz perdía dos puntos, mientras que su rival sumaba uno de un feudo donde ha conseguido cuatro puntos en sus últimas tres visitas.

Los blanquinegros pierden el liderato en favor del Cacereño y del Valdivia, quienes han logrado sumar todos los puntos en juego, y además, la próxima jornada visitarán el Manuel Calzado jerezano para medirse a un rival siempre complicado.

3 COMENTARIOS

  1. Absolutamente PENOSO e inexplicable dejarse meter dos goles despues de ir ganado sobradamente. Haztelo mirar Izquierdo, porque no es la primera vez que lo haceis. Ir de sobredos es lo que tiene. Luego despotricaremos del árbitro y de las pérdidas de tiempo….

  2. Desde pretemporada se vienen comprobando los errores de planteamiento de Izquierdo, y la descolocación de los jugadores en el campo. Ni siquiera marcan y dejan a los rivales, por muy flojos que sean jugar a sus anchas. Ayer, se perdió el centro del campo dejando al Azuaga jugar a placer. ¡Claro!, que pudo ser peor. Este año, me da la impresión de que vamos a ver muchos empates, porque, además, no hay delanteros.
    Y, ¡ojo!, he sido siempre un fan de Izquierdo. ¡Ojalá cambie sus estrategias!

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.