Imparable Baloncesto Badajoz (76-65)

0
Jabyron Wilson en uno de sus mates ante Vélez. POL GARCÍA

Tercera victoria consecutiva del cuadro pacense ante Vélez Málaga en un partido igualado donde la victoria se decidió en el último cuarto

Victoria trabajada del Baloncesto Badajoz en su feudo el pasado sábado, disputando un igualado encuentro el cual se decidió en los últimos minutos, y donde Vélez no dio por perdido hasta que sonó la bocina.

El inicio no fue más que un intento continuo por parte del Badajoz de adelantarse en el marcado, sin acierto y con imprecisiones, y por parte del Vélez, un dominio en forma de canastas fáciles que transformaban Isma Sánchez y Javier Meras. Poco a poco, el Badajoz conseguía asentarse en la pista e incluso voltear el marcador en contra, pero el Vélez se mostraba fuerte y empataba el partido al final del primer cuarto con 14-14.

El segundo cuarto sirvió al Vélez para volverse a poner en su sitio, por delante en el marcador. El equipo de Javier Florido jugaba con cabeza y acierto, frente a un precipitado Badajoz que no le entraban los tiros exteriores y que tampoco veía fluidez a la hora de mover el balón. Ávalos decidía ir alternando a Sean Hill y Valerio en el puesto de base, en función de la necesidad del juego, pero no conseguía el juego que buscaba. El descanso llegó con el resultado de 34-41, y con ello la diferencia de siete puntos abajo para Badajoz hacían poner cuesta arriba el inicio del tercer cuarto.

Baloncesto Badajoz despegaba en el tercer cuarto, con acierto en tiros exteriores y con una defensa que atajaba todos los rebotes con Jabyron y Cores. El equipo pacense comenzaba a carburar en el ataque, y por su parte, era el Vélez quien iba atenuando su progresión. El tridente norteamericano, con Sean Hill, Jabyron y James cuajaba y se notaba en el parcial de 24-14  que hacía el Baloncesto Badajoz al termino del tercer cuarto.

Todo estaba por decidir en el último cuarto, con un Badajoz que tenía hambre de canastas y buen juego, y con un Vélez que se le acababan las fuerzas, pero que utilizaba la veteranía y el acierto para no perder la cara al partido. Tímidamente, Diego Ruiz se postulaba como el máximo anotador de su equipo los visitantes (18 puntos), acompañado de Meras (15 puntos). Martín Ávalos exigía más a los suyos, y con ello llegó el distanciamiento en 10 puntos del equipo pacense a falta de 3 minutos para la conclusión del partido. Los locales supieron gestionar bien sus posesiones y fue el Vélez quien no pudo impedir la victoria del equipo pacense por 76-65.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.