El Badajoz regala dos puntos por Navidad (1-1)

2
El técnico en el Nuevo Vivero. | POL GARCÍA

Los blanquinegros no supieron matar a un Diter que estuvo con diez más de una hora

A falta de unos días para que Papá Noel y los Reyes Magos repartan millones de regalos e ilusiones por el mundo, los chicos de Óscar De Paula regalaron dos puntos después de tenerlos ganados desde el minuto tres, y hacer un fútbol de muchos quilates en la primera parte. En la segunda, se contagiaron del espíritu italiano de los de Ito, y acabaron diluyéndose hasta que en un fatal descuido encajaron el gol del empate. Con las tablas firmadas entre Extremadura y Jerez,  los pacenses desperdician una oportunidad genial de haberse pegado al liderato.

45 minutos de tiki-taka

Seguramente el mejor Badajoz de la temporada se dejó ver en la primera parte en la que destacó la gran velocidad con la que movían el balón, la gran precisión de los pases, el intercambio posicional del que hicieron gala, y encima, para rematar, gol en el minuto tres para hacer soñar al respetable local con una goleada. Los ingredientes de la fiesta ya estaban, ahora solo quedaba intentar cocinarla.

Tras el tanto, las ocasiones pacenses se sucedían. Primero la tuvo Álex González, tras cruzar en exceso un centro-chut, tras una buena jugada por banda. Poco después, sería Carreño quién probaría la madera tras un buen remate desde la frontal.

Los minutos iban pasando, la grada disfrutaba, y el Badajoz se divertía hasta el punto de que su central se permitía el lujo de ir al ataque, y de estar a punto de anotar el segundo de la noche. Mientras tanto, el Díter en el minuto 24 se dejó ver por primera vez con un remate de falta de Ruby que hizo  probar la elasticidad de Sergio Arenas.

Minutos después, serían los pacenses quienes casi lo consiguen de estrategia  con una falta que Robert sacó en corto, y él mismo remató tras una gran pared con Edu Torres. El cuero se marchó a escasos centímetros de la escuadra.

…Y en la grada, la polémica

Pasada la media hora de juego, se dejó ver la primera jugada polémica del partido. Un rifirrafe entre Kiko y Rubén Fuentes terminó con una amarilla para ambos, y con la expulsión del jugador del Díter. En ese mismo lance surgió la polémica desde el banquillo segedano que provocó que Ito tuviera que marcharse a la grada para poder seguir presenciando el encuentro.

Pero no todo iba a ser tan fácil. Una vez el que fuera jugador del Espanyol y el Betis en primera división se alojara en los asientos del Nuevo Vivero, el nerviosismo se apoderó del técnico y llegó hasta a tener momentos verdaderamente tensos con la hinchada pacense. Al final, Ito marchó al palco, y la primera parte concluyó con una renta mínima a favor del CD Badajoz.

Una siesta que pasó factura

La exigencia que tenía el Badajoz en la segunda mitad era, como mínimo, mantener el nivel del la primera parte. Aunque en los primeros compases de este primer acto de encuentro la presencia en el área del Diter volvió a ser frecuente por el bando local, poco a poco comenzaron a marcharse del partido. El banquillo, con la única presencia ofensiva de Juanito, comenzó a moverse para intentar buscar algo más de mordiente en una segunda parte en la que el Diter se dedicó a buscar un fútbol a la italiana con las filas muy juntas, mucha intensidad en cada balón dividido, y sobre todo, mucha interrupción del juego que terminó sacando uera del partido al Badajoz.

Aunque se gozaron de algunas buenas ocasiones de Chechu, Álex González, o Carreño, los minutos pasaban, y la incertidumbre seguía ahí. Por si acaso, Rafa Carvajal avisaba para el Díter con un remate que se marchaba alto.

Leandro, bestia negra del Badajoz

Los pacenses comenzaron a ponerse nerviosos en los últimos minutos, y eso se vio en la acción que significó el empate, mal defendida por el Badajoz, y Leandro golpeó desde la línea de fondo con toda su fe, el cuero se coló  casi sin ángulo en la portería de Arenas, y la decepción llegó al Nuevo Vivero. Acababan de perder dos puntos que tuvieron ganados.

Leandro, quién destrozó al Badajoz cuando jugaba en el Aceuchal, que estuvo a punto de frustrarle el ascenso. También con el San José le hizo bastantes travesuras el año pasado, que acabó con una agónica victoria con un tanto de Samu Marfil en el descuento. Este año ha sido cuando ha resultado más efectivo para su equipo, sacando un empate que impide al Badajoz agarrarse al liderato.

El CD Badajoz termina este 2015 en tercera posición con 42 puntos, tres menos que el Extremadura, y dos menos que el Jerez.  Además, Arroyo y Calamonte, vencieron en sus respectivos encuentros y se ponen ya cinco por debajo del propio equipo blanquinegro. De Paula llega a final de año con trece victorias en dieciocho partidos, exactamente las mismas que ostentaba Víctor López hace sólo un año.  Le tocará cerrar la primera vuelta en el Antonio Amaya ante el Pueblonuevo ya en el año 2015.

2 COMENTARIOS

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.