A LA FINAL ENSEÑANDO LOS DIENTES (4-0)¡Léelo en 3 min!

0

Un sobresaliente Badajoz golea y se gusta ante un impotente Jerez. Carreño hizo dos goles. Gándara abrió la cuenta, y Adri la cerró

El “ensayo muy serio” que se describía hace algunas horas en este mismo diario resultó tener muy poco de ensayo, y mucho de serio. El poder de resolución demostrado por los blanquinegros en casa ante Cacereño y Jerez, hace que su afición crea fervientemente en que es posible soñar. Y es que lo del duelo ante los que le superaron en la tabla el pasado curso fue para los chicos de De Paula más bien un examen en vez de un ensayo.

Dominio abrumador desde el inicio

Los locales querían hacerse con el control del partido desde el principio con una presión asfixiante y un carrusel de ocasiones que hacían esforzarse a la zaga templaria, y también al meta Álex. El primer aviso llegaría en las botas de Abraham Pozo, quién batiría la portería visitante con disparo orientado desde el área grande. Pero la bandera del asistente de Brito Regadera decidió que el tanto anotado por el de Pueblonuevo no debía subir al marcador.

Tal fue el asedio, que cuando el cronómetro rondaba el minuto 30 de juego, Rober Gándara batió por alto al cancerbero jerezano para anotar el primero de la noche. Mientras los blanquinegros traducían sus ocasiones y llegadas en goles, el Jerez trataba de parar a sus rivales con una intensidad algo pasada de revoluciones.

Tanto fue el cántaro a la fuente, que al final, los pacenses ampliaron su renta. Fue gracias a un remate de Copete que no acertó a atajar correctamente el arquero Álex. El nuevo “killer” Carreño, siguió mostrando sus credenciales para ser un “9” de garantías durante el presente curso. Con el 2-0 se llegaría al descanso.

Tiki-taka en la segunda parte

Tras el intervalo, nuevo gol del “capocannoniere” Carreño cuando apenas habían salido los jugadores de la caseta. El tercer tanto ya acercaba a los pacenses a la final.

Con este contundente parcial, el Badajoz se dedicó a tocar, y a hacerlo bonito. Fue en ese momento cuando llegó al Nuevo Vivero el “Tiki Taka”, y los correspondientes “olés” de la grada. En ese momento, De Paula y Juan García ordenaron desde su puesto del banquillo que renunciaran al balón en largo y el pelotazo, para optar por el cuero raseado, el fino encaje, y el deleite del respetable.

Lo mejor estaba aún por llegar. Los cambios se sucedían, y los hombres que no salieron de inicio esperaban su oportunidad para aprovechar los minutos que tuvieran. Tal fue el caso de Adri, quién  al poco de entrar, aprovechó para batir nuevamente a Álex tras un resbalón del propio meta. El 4-0, ante todo un Jerez, hacía que la grada del Nuevo Vivero estuviera repleta de ilusión. El equipo ya estaba en la final de la Copa Federación. Ahora, esperará rival, que saldrá del duelo entre Don Benito y Arroyo. Mientras tanto, los pacenses comenzarán la liga el próximo domingo -presumiblemente a las 22h- ante el Coria. Los hinchas quieren ahora que no pare la fiesta.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here