MÍSTER MADE IN EXTREMADURA

0

Opinión: Miguel Piedehierro

Miguel Piedehierro, periodista extremeño.
Miguel Piedehierro, periodista extremeño.

No quisiera pecar de optimista, ni siquiera forzar la realidad para intentar hacerte crear algo que no es verdad. Ni mucho menos. Pero te aseguro no voy a faltar a la verdad si comparto contigo una reflexión que ando tiempo haciéndome y que hoy quiero esparcir en estas pocas líneas, verás…

Si uno se fija con cierto detenimiento en los entrenadores extremeños de los equipos más representativos de nuestro fútbol, se puede apreciar cierto cambio generacional en nuestros banquillos. Sé que no se trata de personas que estén creando un estilo, una forma de entender el fútbol o una manera de ganar partidos. Qué va…, se trata de un grupo de jóvenes, enamorados de este deporte que, en la mayor parte de las veces, tienen que estar administrando miserias más que desarrollando su verdadero potencial.

Son gentes de fútbol, que se han recorrido campos de la región con categorías inferiores, que conocen a nuestros futbolistas, a los de aquí, como si los hubieran criado (si es que no lo han hecho, desde el punto de vista futbolístico, claro). Son una nueva hornada de entrenadores, con treinta años los más, algunos ya entrando en los cuarenta, y que vienen a sustituir a técnicos que han dejado huella en nuestro fútbol. Son los que tienen que coger el testigo.

Lo hacen con  la preparación que da la Federación Extremeña y el Colegio de Entrenadores en unas convocatorias de cursos de nivel que no hubiese estado mal que hubiesen sido más periódicos y regulares…, pero eso es otra historia. Son entrenadores que intentan poner en práctica los conocimientos aprendidos en esos cursos. Y digo intentan, porque la más de las veces tienen que lidiar con plantillas en las que no acuden a entrenar todos los que debían, con instalaciones que, sobre todo, en inverno permiten lo que permiten, y que son esclavos de las pobres y poco profesionalizadas estructuras del fútbol regional.

                Una vez, un entrenador me confesaba que lo que más le irritaba de la junta directiva del club al que entrenaba era que el mismo directivo que durante los partidos vendías pipas o papeletas para el sorteo del descanso era el que el lunes, en la reunión de la junta, decidía sobre aspectos futbolísticos de los que tenía la misma poca idea que de gestión de un club deportivo. En defensa de ese entrenador que me confesaba esto, debo contarte que me lo decía el mismo día en que se enteraba que había sido cesado, pero también le reconozco que no le falta razón.…

                Pero, aunque al inicio de esta columna lo advertía, hoy creo que debemos ser un poco optimistas. Apuntad estos nombres, quedaos con la tenacidad en los banquillos de Miguel Rubio (CD Don Benito), tan sincero en sus planteamientos como en sus declaraciones, con el meticuloso y ejemplo de compromiso a un club de José Manuel Cisneros ‘Pana’ (Atlético San José), con la sabiduría futbolística de un Juan García (sin equipo) maltratado por este deporte en sus dos últimas aventuras en los banquillos. No olvidéis el orden y el sacrificio que David Cosme (UD Fuente de Cantos) le da a sus equipos, la experiencia de Antonio Álvarez, Ito, (CD Díter Zafra), las ganas de trabajar de Toni Iglesias (CD Hernán Cortés) o la fulgurante trayectoria de un Julio Cobos que debutó en Segunda ‘B’, debutó dignamente en la Copa del Rey y está a punto de hacer historia con el CF Villanovense en una temporada de récord. Luego están los Rebollo, Becerra, Cuello…

                Hay más entrenadores de esta generación, de esta nueva hornada, algunos no solo en Tercera, sino también en Regional Preferente. Ante las escasas alegrías deportivas que nos dan nuestros clubes, ante la falta de noticias positivas de nuestros equipos, aferrémonos a esta nueva generación de técnicos ‘made in Extremdura’, seamos optimistas porque ellos, al menos, sí lo son, si no, de otra manera sería imposible seguir adelante en esto del fútbol de competición y en esta región. Salud.

Foto: Hoy

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.