LA UBP PONE EL EMPEÑO, VILLAFRANCA LA DEFINICIÓN (23-19)

0

La UBP cae eliminada en semifinales ante un Villafranca que supo jugar mejor sus cartas en ambos partidos. Tierra de Barros le acompañará en la final.

Un calco del partido de ida. Así podría calificarse esta segunda entrega de la semifinal donde UBP puso las ganas, y el Villafranca supo hacer una impecable demostración defensiva, con una no menos responsabilidad atacante.

Margareto sorprendió a todos con su “siete” inicial, poniendo al juvenil Nisa en el flanco izquierdo del equipo verde, lo cual parecía una excéntrica y arriesgada apuesta. Cuando se vio en liza el juego del joven cachorro verde, la razón se acopló en el entrenador vallisoletano con esta decisión táctica. Él, junto con el increíble porcentaje anotador de Javi del Pozo, un buen timón de Tony, y el buen hacer de ambos porteros, hicieron que el equipo verde llegara hasta los últimos segundo con la cabeza bien alta, aunque tuviera muy pocas opciones desde el descanso.

La primera parte podría ser dividida a su vez en dos facciones. Una donde hubo un tiroteo entre ambos equipos, en los que incluso UBP llegó a ir por delante, y otro donde los verdes precisaban de muchos ataques para anotar un sólo gol, mientras que los locales engordaban su renta con muchas menos llegadas que su rival. En el tercer cuarto de esta eliminatoria las defensas ganaron claramente a los ataques. Buena prueba de ello fue el ajustado marcador de 11-7.

En la segunda mitad, los verdes se lo tomaron con más calma, e intentaron tomarse el partido de otra manera, poco a poco las fuerzas fueron igualándose, y cada vez que Villafranca se iba en el marcador, los verdes recurrían nuevamente a Del Pozo, o a un accidentado Jaime Lijarcio, quién pese a su percance en la nariz, guió bien a su equipo en la segunda parte, donde se acabó perdiendo con un total de 23-19, lo que quiere decir que en tanteo ambos equipos quedaron empatados.

Pese a todo esto, es Villafranca quién pasa a la final con un global de +8 ante UBP, mucho más difícil, lo tuvo Tierra de Barros, quién perdiendo de un solitario tanto (24-23), hizo bueno el 29-27 de la ida. Bonita final de balonmano la que habrá en esta segunda división.

El entrenador verde, Rafa Margareto, declaró tras el partido que “Éramos conscientes de la dificultad pero estoy muy orgulloso de los míos. Han luchado hasta el final”, además, era consciente de las ausencias que tenían para este partido “Las bajas se han hecho notar y ellos han sabido jugar sus cartas. No tenían prisa y les ha salido bien”.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.