El apoyo de la afición fue insuficiente para pasar de ronda¡Léelo en 2 min!

0
10981
La afición del Nuevo Vivero responde, sobre todo, en las grandes citas. | BD

Más de 7500 personas acudieron al Nuevo Vivero a animar al equipo, aunque eso no bastó para pasar

El Badajoz le debía una a su afición. Después de lo acontecido un año antes con un trágico final cuando más ilusión había, los blanquinegros debían doctorarse en la que era su asignatura pendiente, el playoff. Con todo a favor, los de Agustín Izquierdo fueron incapaces de voltear un marcador que se presumía asequible para la vuelta.

Desde varias horas antes, los aledaños del Nuevo Vivero tronaban incesantemente ante un comienzo de partido cada vez más cercano. Era un día grande, por lo que las ganas de fiesta estaban en las venas de los aficionados blanquinegros.

Montaña rusa de emociones

El inicio del encuentro sirvió para reventar el audímetro en cuanto a decibelios. Los gritos mezclados con bocinas y bombos alentaban a los hombres de Izquierdo, quienes quisieron mandar desde el primer minuto de juego.

Sin embargo, la realidad se tornó muy distinta,  pues el Choco anotó dos goles tempraneros que hicieron que el Badajoz tuviese que ir a remolque desde antes de cumplirse la media hora.

El fútbol, que es una cosa la mar de impredecible, quiso  que en solo un cuarto de hora el Badajoz pusiera dos goles en su haber, y dejara al rival con un hombre menos. El Nuevo Vivero no tardó en reaccionar al grito de “sí se puede”.

Decepcionante segunda parte

Pero tras el subidón de lograr el empate, el equipo salió atascado en la segunda parte, y la grada, pese a creer en los minutos iniciales, luego dejó de hacerlo. Según pasaron los minutos el desconcierto fue aumentando según el tiempo iba decreciendo. Al final, el estadio empezó a vaciarse antes de tiempo, síntoma de que el equipo no estuvo realmente de cerca de pasar la eliminatoria.

Tras el encuentro, los fieles se quedaron a agradecer el esfuerzo a los jugadores tanto dentro como fuera del campo. Copito fue despedido de una cariñosa afición entre sus propias lágrimas. No obstante, estos gestos  no ocultan la enorme decepción que les ha producido la prematura eliminación a las primeras de cambio.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here