Adilson Mendes se ha convertido en el mejor refuerzo invernal para el Badajoz ante la  imposibilidad de realizar fichajes, mientras que el Nuevo Vivero ha visto jugadores como Diego Barri o Sergio Benito dejar del club.

El atacante luso disfrutó este domingo de su tercera titularidad consecutiva en lo que va de temporada tras tres encuentros partiendo desde el banquillo en su vuelta al terreno de juego al recuperarse de su lesión.

En el 36′ de juego llegó en sus pies el único tanto local del encuentro, rematando con la derecha un gran centro de Dani Fernández. El extremo colocó el balón al fondo de la red para poner por delante a su equipo y provocar el estallido de felicidad en una grada blanquinegra que acogió a más de 8.000 espectadores.

El gol sirvió para ilusionar a la afición, que se evadió por momentos de la situación extradeportiva que vive el club y que afecta a las diferentes secciones del mismo.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.