El cerrojo de Kike Royo

El guardameta del CD Badajoz lleva casi tres meses sin encajar un gol

0

Desde el pasado 6 de febrero ha pasado mucho tiempo. Casi tres meses en los que el CD Badajoz se ha enfrentado ante Villarrobledo, Talavera, Villanovense, Mérida y Melilla en el tramo final de la primera fase y se ha medido al DUX -en dos ocasiones-, al Castilla y al Sanse en la segunda fase. Son muchos encuentros, y en ninguno de ellos se ha encajado un solo gol.

Una suma con un total de nueve encuentros, más de 800 minutos y un protagonista claro dentro de esta racha: el portero blanquinegro Kike Royo. El meta riojano resta importancia a su buen hacer personal y destaca la importancia del equipo “no hay que darle valor a lo individual, sino a lo colectivo”.

Sobre su equipo, el CD Badajoz, además de destacarlos a nivel coral, también incide en su trabajo para evitar los goles en su portería “creo que si mis compañeros no defendieran como defienden, tendría más problemas”. Respecto a la complicada posición que defiende en el campo, Royo lo tiene claro: “un portero está para ayudar y te tiene que dar más de lo que te quita”.

“Estar en el Badajoz es estar en un club grande”

Defender la portería de un equipo que tiene grandes aspiraciones es muy diferente a hacerlo con un equipo con unas miras algo menos ambiciosas. Lo más normal es que los equipos de la parte alta ataquen más y el portero tenga que intervenir menos.

Por eso, el arquero del Badajoz sabe lo importante que resulta mantener la concentración durante los noventa minutos. “cuando te atacan tan poco, un portero tiene que estar siempre preparado”.

El ‘1’ blanquinegro, no tiene ningún tipo de duda con respecto a la camiseta que viste: “estar en el Badajoz es estar en un club grande”. El propio portero añade sobre el escudo que porta en el pecho que “hay que estar a la altura del club, de la ciudad y de lo que te exige este proyecto”.

Sobre su relación con la afición, Kike Royo se deshace en elogios con los integrantes de las gradas del Nuevo Vivero “aquí me siento muy querido y muy agradecido”, afirma.

“Nos quedan cuatro partidos para tocar el cielo”

Poco a poco se va acercando el desenlace de la temporada. Al Badajoz le faltan como mínimo tres partidos y como máximo cuatro. En menos de un mes el club sabrá si ha cumplido su sueño, o si este tendrá que esperar. El meta es optimista con los próximos choque “Nos quedan cuatro partidos para tocar el cielo”.

Aunque al Badajoz le resten aún dos encuentros para terminar la temporada y ya tengan los deberes hechos desde hace varias semanas, el hambre que tiene el campeón del Grupo V aún no se ha saciado“de cara al playoff, cuántos más puntos sumes, mejor”, sentencia.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.