Después de haber sido deportista durante muchos años, ahora sigue dedicada al deporte, cumpliendo casi dos décadas trabajando en el Club Gimnasia Badajoz. También dirige escuelas del club en distintos colegios y tiene niñas de distintos niveles, desde iniciación hasta competición. “A nivel regional estamos consiguiendo muy buenos resultados, estamos entre los 3 primeros clubes de Extremadura, estamos participando y consiguiendo alguna medalla en campeonatos de España y, aparte de lo que es el diario del club, también organizo eventos, campamentos”, expone.

Este año es el decimosegundo que hacemos el Campus Internacional Nuria Cabanillas, donde hacemos también escuelas de verano para llegar a todos los colegios y así haces que luego, para la temporada escolar, tengamos niñas en el club.

El año pasado comenzaron el proyecto de escuelas de verano en Guareña y que quieren continuar este año en en Don Benito y Olivenza. “Ya hemos hecho propuestas y va saliendo poquito a poco”- explica.

 Por último, destaca su faceta más personal “soy mamá de dos niños, que ya con eso, entrenando y siendo mamá tengo el día completito, me faltan horas”.

 ¿Cómo ves el deporte de Badajoz?

“Me gustaría verlo más activo, con más apoyo del que tiene, y poderlo aprovechar un poquito mejor. Yo no me puedo quejar porque entreno en unas instalaciones en las que estamos nosotras, pero ya se nos quedan pequeñas en altura y tienen casi treinta años ya. Todo tiene que ir mejorando y se tiene que ir aportando algo más. Sobre todo porque en nuestro deporte, la gimnasia, -tanto rítmica, como artística-, tenemos grandes deportistas pacenses y necesitan medios.

Hay que plantear las cosas de tal manera que podamos crecer en los proyectos y que en cualquier otra modalidad -no solamente en gimnasia-, habría que darle un vuelco total y absoluto para poder mejorar. El otro día me emocioné viendo el fútbol, estaba la carretera de la Granadilla colapsada porque el Badajoz ha conseguido que la gente fuese a verlo.

Una ciudad tiene que tener deportes. Tiene que ser una forma de darle caché a tu ciudad reconociendo sus deportistas. Esto es algo que transmite unos valores que los niños de hoy en día necesitan: respeto, compañerismo o compromiso. Esto te lo da el deporte. Es más importante de lo que nos creemos”.

¿Crees que está suficientemente reconocido el deporte practicado por mujeres?

“Como mi disciplina es un deporte femenino, los que están intentando luchar por ser más reconocidos son los chicos. Pero en el baloncesto, fútbol o cualquier otro deporte que siempre ha sido el hombre el protagonista, todavía falta mucho. Hay que igualar muchas cosas, al igual que en los trabajos, pero habría que seguir. Mediáticamente habría que darle la misma importancia. A mí me gustaría ver no solamente partidos de fútbol de chicos a todas horas ¿por qué no voy a poder ver un partido de chicas que a lo mejor han ido a un europeo? ¿O de baloncesto? Realmente puedes verlo si lo ponen, pero si no se pone yo creo que ahí tiene una gran labor los propios medios de comunicación”.

¿Qué supone para ti dedicarte a lo que te dedicas?

“Me siento afortunada porque hago lo que me gusta. Me cuesta mucho como cualquier persona en cualquier oficio siendo autónomo. Los objetivos que nos ponemos los vamos intentando conseguir. Somos un equipo. En mi deporte hay que contar con la parte psicológica y el apoyo de los padres. Que las niñas lo tengan claro es muy importante. Yo estoy aquí para educar y eso es lo primero que tienen que tener los padres claro. Yo paso muchas horas con sus hijas en el aspecto de competición pero en el nivel de escuela también estoy educando, eso nunca se nos puede olvidar ni a mí ni a los padres. Al final es un equipo, todo tiene que funcionar y la verdad es que yo estoy satisfecha de poder trabajar de lo que me gusta. Me gustaría tener un poquito más de apoyo a nivel institucional de mi ciudad en este caso. Para que no me tuviera que costar todos los años buscar  a las niñas debajo de las piedras. Habría que estructurarlo de una manera para que pudiera llegar a estas niñas de una forma desde la base más rápido. Pero en fin, los retos me gustan y sin esas emociones me aburriría entonces cada día en un esfuerzo”.

El próximo 8 de marzo es el Día Internacional de la Mujer, se conmemora el día de la lucha de la mujer en todos los ámbitos, es un día importante, ¿no?

“Es un día para reivindicar la igualdad. Yo soy madre y entreno y trabajo. La verdad es que hay que ser una campeona en todos los aspectos. Creo que es un día de igualdad que reivindica que las mujeres y los hombres somos iguales. Ni más ni menos. Ya se acabó lo de quedarte en casa. Ahora es muy complicado atender a los hijos. Es importante que desde pequeñitos eduquemos que todos somos iguales. Creo que eso ya está cambiando desde niños”. 

¿Hacen falta más mujeres en puestos de dirección?

“Sí, sería importante. Habría que probar. Una primera señal sería cuando podamos ver a una mujer de presidenta del gobierno. Entonces habrá igualdad. Al igual que en los sueldos. No entiendo que una mujer con el mismo cargo cobre menos que un hombre. En todos los puestos pueden estar las mujeres. Todos somos iguales. Yo creo que mujeres con cargos importantes aportarían puntos de vista diferentes. Lo principal es la igualdad. Ambos podemos hacer lo mismo en cualquier cargo, que sea algo natural. Creo que las cosas están cambiando. Que se trabaja para ello. Las mujeres luchamos por romper los obstáculos para recoger todos los frutos de la lucha contra estas barreras”.

¿Qué retos se te plantean este año?

“Ahora el reto más cercano que tengo es la Copa Base de Conjuntos, que es en abril y estamos haciéndolo con niñas de distintas ciudades y comunidades. Tenemos niñas de Hervás, de Cáceres y de Badajoz. Las chicas están dando el cien por cien. Son pequeñitas, pero esperamos que compitan. Aunque realmente vamos a aprender, porque es la primera vez que hacemos un conjunto, realmente el premio es para ellas. Para nosotras lo mejor es llegar hasta allí. Hemos tenido obstáculos, pero eso te hace más fuerte. Además, ahora  empiezo el día cinco un proyecto del Comité Olimpico Español  sobre la difusión de los valores olímpicos por los centros escolares de Extremadura. Hay veces que me gustaría que todo esto no me gustara tanto, pero saco fuerzas. Eso me lo da el deporte, esa fuerza interior”.

¿Qué le dirías a una niña que quiere ser deportista olímpico? ¿Después de tu participación olímpica te ves como una referente?

 “Ahora estamos yendo a los centros transmitiéndoles la idea de que todo el mundo puede. Que somos personas normales como ellos que empezaron en esto en una escuela apoyados por sus padres, por su profesor,  o por los entrenadores. Que lo que necesitan realmente es ilusión, constancia, ganas de superarse, respeto hacia los compañeros y hacia el entrenador. Que teniendo siempre los pies sobre la tierra se puede conseguir todo.  Llegamos a sitios como algunas aldeas donde a lo mejor esos niños no tendrían la posibilidad de encontrarse con un deportista de élite en la vida. Pero llegas hasta ellos y les haces entender que, si en tu pueblo no tienen esa actividad, en el de al lado o en otro sitio, pueden hacerlo. O que tus profes del cole si te ven con capacidad te pueden orientar para llegar a eso que tú quieres. Es una forma de llegar a los niños y hacerles ver que esos deportistas que salen por la tele somos gente normal y que, como ellos, pueden empezar en un pueblo o en una ciudad desde cero”.


DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here