Juan José Brieva, el pacense que recorrió España con su bicicleta¡Léelo en 6 min!

0

Este maestro de inglés y apasionado del café de 30 años, decidió dar la vuelta a España en 2017 subido a su bicicleta y con una mochila a la espalda

Viajar, a veces, sale barato. Tan sólo dos piernas, dos ruedas y un puñado de ganas. Así se lo planteó este joven pacense de 30 años de edad. Pese a no tener apenas relación con el mundo del deporte, únicamente participando en las salidas mensuales de Masa Crítica Badajoz, Brieva no se lo pensó dos veces a la hora de lanzarse a la carretera para ver España desde otro punto de vista.

¿Y cómo surge la idea de bordear España sobre dos ruedas? Juan José nos cuenta que fue progresivo a la par que realista: “Allá por junio de 2014 salí por primera vez con la gente de Masa Crítica Badajoz, donde hice colegas que me llevaron a hacer mis dos primeras rutas, una de 30km y otra de 50km aproximadamente. Ni siquiera tenía casco o culotte y me los prestaron. Entonces dije “hay que hacer algo grande con esto”, y en septiembre del mismo año convencí a un amigo para hacer una escapada de tres días, en la que pasamos por Campo Maior, Marvao, y volvimos por Alburquerque. Sin buscarlo, había nacido una nueva pasión en mí. Una vez más dije aquello de “hay que hacer algo grande con esto”, pero no fue hasta meses más tarde, en primavera de 2015, cuando acepté que el reto de llegar más allá de China en bici pecaba de ambicioso para este ciclista principiante aunque experto soñador. Ser “realista” me llevó a dar la vuelta a España en bicicleta, aunque todavía haya muchos a quienes les parezca una locura.”

Aunque para lograr esta proeza se necesite algo de físico, este pacense se lo tomó de manera calmada. “En ningún momento concebí este viaje como una prueba física o deportiva. Jamás me establecí un número mínimo de kilómetros diarios por recorrer, o un número de horas que pasar sobre el sillín. Hay veces que bromeaba diciendo que simplemente salí a dar un paseo. Eso sí, uno muy largo. No quise planificar demasiado para dejarme llevar por la improvisación y la sorpresa. Ni siquiera eché un vistazo al desnivel de probables etapas antes de salir de Badajoz. Ya había escuchado eso de que el norte se componía de “toboganes y rompepiernas”, pero no me preocupaba. Si no hacía 60km al día haría 30, y seguiría siendo un número igual de válido. ¿Dificultad, qué dificultad? Sabía que encontraría retos, adversidades, e incluso que tendría que apañármelas para salir de algunas situaciones, pero un amante de la aventura ahí no ve dificultades, sino más oportunidades de disfrutar superándose a sí mismo.” destaca Brieva para Badajoz Deportes.

Una vuelta de 7 meses y 6.600 kilómetros

Brieva salió de Badajoz el 12 de abril de 2017. “Llegó un momento en el que ya no sabía qué más comprar, o si organizar otra fiesta de despedida. Nunca sabemos cuándo estamos preparados para hacer algo nuevo, sea lo que sea”, comenta Juan José con cierto tono de broma. Además añadía:”Empecé sin alforjas traseras. Llevaba una caja de fruta atornillada al portabultos. ¿Es eso a lo que ahora llamaría “estar preparado”? Obviamente no, y no me importó. Aquel día llegué hasta Montijo. La aventura había empezado, y esperaba que ya no hubiese vuelta atrás.”

Los ciclistas más puristas dirán que eso es mucho tiempo. Y es cierto, se puede hacer en la mitad e incluso menos. “Debo hacer énfasis en el hecho de que esto para mí no era una prueba deportiva, sino un viaje en el que ver paisajes, conocer pueblos, pasar tiempo a solas, visitar a amigos y hacer amistades nuevas. Por ejemplo, en Madrid pasé una semana en casa de un primo mío. En Torrelavega pasé otra semana en casa de unos buenos amigos, lo mismo en Barcelona, etc. Tras haber vivido un par de años en Inglaterra he tenido la oportunidad de hacer muchos amigos, y aproveché para pasar por las casas de los que ya habían vuelto. ¡E incluso me pasé a saludar a las familias de algunos que todavía seguían por tierras británicas! Mi límite no estaba en el tiempo, sino en el reducido presupuesto”, nos desvelaba Brieva con emoción.

La vuelta fue un bendito desorden. Un plan que se enredó a medida que las ruedas iban tomando kilómetros de nuestra España. “En un principio decía que daría la vuelta a España en bici “en el sentido de las agujas del reloj”. Esto es, empezando por el oeste, para después completar la costa cantábrica, después la mediterránea, Andalucía, y vuelta a Badajoz, pero no tardé en ver que no quería limitarme a “conectar las cuatro esquinas”. Uno de los motivos para llevar a cabo este viaje es que consideraba haber visto muy poco de la geografía española. Mi familia no era de esas que acostumbran a hacer escapadas de verano. Empecé tirando hacia el norte, y después seguí la Sierra de Gredos hasta llegar a Ávila. Una vez allí, lo “lógico” hubiera sido conectar con Segovia, ya que hay menos de 80km entre estas. ¿Qué hice? Bajar a Toledo, después pasar por Madrid, y luego (ahora sí) dirigirme a Segovia. Quería visitar el mayor número de ciudades posibles, ajustándome a mi bajo presupuesto. Después de Segovia, y en este orden, pasé por Valladolid, Burgos, León, todas las ciudades principales de Galicia, la costa cantábrica, Pamplona, Logroño, Soria (otra escapada al interior), Zaragoza, Lleida, Barcelona, la costa mediterránea, Almería, Granada, Málaga, Ceuta, Cádiz, Sevilla, Huelva, Mérida, Badajoz”, nos enumeraba el aventurero pacense.

Si algo se lleva este pacense, eso es las personas que se cruzaron por su largo camino: “Lo que diferencia un viaje de otro son las personas con las que nos encontremos y nuestra interacción con estas. Adoro haber charlado con tanta gente, conocidos y desconocidos, todos ellos diferentes: hombres y mujeres, jóvenes y no tan jóvenes, y haber extraído un poco de la sabiduría e ignorancia de la gran mayoría de ellos. Agradezco cada minuto que estas personas compartieron conmigo y que me permitieran hacerles partícipes de mi colección de aventuras.”

El próximo reto de este joven será las oposiciones de maestro de inglés, aunque reconoce ser un reto lejano. Quién sabe si sus ruedas surcarán las fronteras chinas, tal y como nos relataba en su surrealista primera idea.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here