Con permiso de Tete

0

EL BALÓN CUADRADO

Con todo el respeto para aquel pequeño veloz que nos hacía vibrar allá por la temporada 2009/10 y 2010/11 correteando por las bandas del Vivero. Con toda la admiración por aquel 10 que nos dio alas para creer que el ascenso era posible y que lo llevó a la práctica con su rapidez y su agilidad a la hora de entrar al área. Con todo mi cariño a una persona que se fue de nuestro equipo idolatrado para pasear el nombre de Badajoz por Europa y hacerse un hueco en el fútbol internacional con méritos más que sobrados. Con todo ello, hoy quiero admitir algo: El pasado domingo la banda del Vivero volvió a captar mi atención y me atrevería a decir que mi admiración.

Pensaba por un momento que Tete había vuelto, pero no era él. Alguien cabalgaba con el mismo estilo. No era pacense, pero se partía los cuernos como si hubiese nacido en la misma calle de San Juan… ¡Carajo!

No sé la cifra exacta de su velocidad punta, pero llegaba un momento que parecía que iba a lomos de un cohete y la mecha se la prendía la grada a ritmos de “badahó badahó ?”. En una jugada llegué a escuchar en la grada algo como “que pillo el chiquinino”, y vaya si lo era. El caracoleo en el área era lo más parecido a un jersey de punto de una abuela…¡qué manera de hilar!

Por todo ello, el rinconero de metro sesenta y siete y de botas amarillas se ganó un pedacito de mi blanquinegro corazón, y de nuevo, después de mucho tiempo, volvió a desengrasar las vías de la alta velocidad en las bandas del Vivero. Todo ello, con permiso de ‘Tete’.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.