El Badajoz se da otro ‘castañazo’ (1-1)

El CD Badajoz cayó en el Francisco de la Hera | JUAN MANUEL SILVA

Los blanquinegros se dejan dos puntos en el 92′ tras más de veinte minutos con un jugador menos y el Cacereño ya está a +6

El Badajoz sufrió en Almendralejo un empate tan doloroso como decisivo. Los pacenses, que llegaban con cuatro puntos de desventaja, no podían permitirse el lujo de seguir dejándose triunfos por el camino. En una inusual jornada liguera entre semana, los de Izquierdo dejaron de sumar dos importantes puntos en el descuento tras un partido que estuvo marcado por una pronunciada línea descendente de los pacenses, ya que pasaron de poder golear, a empatar un encuentro que al Extremadura «B» le sirve para abandonar las posiciones de descenso en el que estaba antes de comenzar esta jornada. La expulsión de Parada se antojó clave en la pérdida de estos dos puntos.

Faltó sentenciar

Monólogo blanquinegro en la primera parte. Los de Agustín Izquierdo manejaron los tiempos del encuentro, y gozaron de multitud de notables ocasiones para haberse ido al descanso con una buena renta de goles. Una gran actuación de Sergio Tienza a veces, la mala fortuna otras, o la escasez de puntería, fueron algunos de los ingredientes que cocinaron un festival de chances fallados por parte de los visitantes. Incluso tuvieron un gol anulado por fuera de juego a Joselu que precedería al que luego sí subió al marcador. El de Talarrubias, pese a la zozobra que vive su equipo, suma y sigue.

La jugada del único tanto pacense llegó al borde del descanso, tras una buena llegada por banda derecha que repelería Sergio Tienza, y que el ‘9’ no desaprovechó en boca de gol para hacer su décimo tanto de la temporada. El tanto hacía en ese momento justicia a lo que se estaba viendo en el terreno de juego.

Expulsión decisiva

No se sabe muy bien que le sucedió al Badajoz en los vestuarios, pero tras el intervalo parecía otro equipo el que saltó al césped del Francisco de la Hera. Un conjunto lento, previsible e impreciso. Incapaz de dar dos pases seguidos, salir de la cueva, ni mucho menos crear ocasiones. El equipo que apabulló al rival en la primera parte, se convirtió en la segunda en una caricatura de sí mismo que poco a poco empezó a dar alas al Extremadura «B».

Todas estas circunstancias se acrecentaron tras una acción aislada. Una jugada que parecía que no iba a tener mayor trascendencia en el choque, y que a la postre resultó decisiva. David Parada vio la amarilla en un lance fortuito con un jugador rival. El gaditano, tras una trifulca iniciada en el gol del Badajoz que se prolongó durante todo el partido, acabó propinando una agresión a un contrario, e Izquierdo Valle no lo dudó y mandó a la caseta al capitán blanquinegro.

Una versión gris del Badajoz terminó volviéndose negra. Con diez jugadores, los de Izquierdo se dedicaron a intentar consumir los veinte minutos de encuentro que quedaban. Los cambios realizados sirvieron para poco más que para perder el tiempo. El Extremadura «B» se vio crecido, y fue con todo a por el empate.

Justo cuando parecía que los blanquinegros se llevarían un sufrido y trabajado triunfo en la Ciudad de la cordialidad, llegó un mazazo tan cruel como inesperado. Terroso marcó uno de los goles de la liga en el 92′. Remate con la zurda desde más de treinta metros que sorprendió a Isi Jareño, y que se alojó en la escuadra de la portería blanquinegra. Con el empate, no dio tiempo al partido a que pasara nada más.

La igualada permite al filial azulgrana salir del descenso, mientras que deja al Badajoz dos puntos menos respecto al líder Cacereño. El día en el que es de los más típico de la región un plato de castañas asadas, el equipo blanquinegro sufrió su propio ‘castañazo’.

5 COMENTARIOS

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.